• Gabriel Paulín

Ahora cobra lo justo.

Parece complicado pero un precio no es más que un número expresado en pesos y centavos por los cuales la gente intercambiará su dinero por tu servicio. Esa cifra de 3 o 4 dígitos (ojalá) lleva dentro una serie de atributos.

Sí el #precio no corresponde con lo que el cliente espera recibir y se percibe excesivo la repercusión es mayúscula: se sentirá asaltado y su reseña podría afectarte. Y si por el contrario, el precio es bajo podrías estar dejando ir un dinero importante. En términos de Marketing a todo este ejercicio que haremos a continuación le denominaremos “Capturar el Valor”.



La primer cuestión es pensar, de manera muy objetiva, que calificación le pondrías a tu #ubicación.

¿Cómo se ve tu rumbo? ¿Quiénes son tus vecinos y a que distancia te ubicas de las atracciones principales de la zona? Si te es posible compárate con otros #rentals que estén cerca de ti y que ofrezcan algo similar a lo tuyo. Este parámetro por si solo te será de muchísima ayuda. Si en tu zona el promedio de costo por noche está a $600 pesos tú podrías cobrar $1,000 pero tendrás que generar los argumentos suficientes para justificar los $400 excedentes y eso te requerirá una inversión. No hay problema, solo cuantifícala y divídela entre tu utilidad por noche para que tengas claro en cuanto tiempo la habrás de recuperar.


Lo segundo que tendrás que plantearte y resolver es ¿Qué tipo de público quieres atraer? Es decir, ¿Cómo te imaginas a tu #huésped? ¿El precio que pretendes cobrar por tu rental está acorde al huésped que quieres recibir o estarías por arriba de su presupuesto? Si estas, por ejemplo, cerca de una zona industrial tu huésped será un ejecutivo de ventas o quizá un técnico que viaja para trabajar por unos días en una fábrica. Teniendo esto en mente te podrías comparar en presupuesto con un hotel de cadena que en su mayoría atiende a este segmento.

Los costos juegan un papel importante en la fijación del precio.

Importante más no determinante.


Haz la cuenta del costo de consumibles por noche (Botellas de Agua, Café, Lavandería, etc) y la cuenta de los consumibles por mes (Luz, Mantenimiento, Gas, Agua) ahora divide los mensuales entre el número de noches que estimas tener ocupado tu rental al mes y ya tienes tus costos fijos y los variables. Súmalos y tienes tu costo por noche. Yo te recomiendo que tu costo lo estimes para conocerlo y como un punto de partida pero no como una base para fijar tú precio de renta.

En este tipo de negocios los costos son el lado objetivo pero tienen poca relevancia contra todo lo subjetivo y que verdaderamente es donde te tienes que enfocar al generar valor.


En una entrada anterior ya mencionaba la importancia de tener un lugar cómodo, amplio y decorado. Aquí también será un factor crítico al momento de establecer tu precio. Con una bonita decoración podrás cobrar más siendo tu límite ser el más caro del rumbo sin salirte de lo razonable. Sin un lugar decorado no importa que tan buena sea tu ubicación, nunca podrás extraer el valor porque el mercado no estará dispuesto a pagar mucho por él y además el huésped que recibirás quizá sea aquel a quien le sea más accesible tu #rental que un hotel de paso. No te lo recomiendo.


A manera de conclusión te diría que investigues a tu competencia, evalúes tu zona, decores lo mejor posible tu rental y después de haber hecho todo esto establezcas un precio. Estoy seguro que estarás cobrando lo justo.

103 views0 comments

Recent Posts

See All